lunes, 29 de octubre de 2012

Atrévete a soñar

Imagínate por unos instantes en el mejor restaurante del mundo, embriagándote por los colores y olores de unos platos hechos con el esmero que merece el más especial de los comensales que a él llega. Imagínate en un espacio decorado con delicadeza, donde cada uno de sus rincones rezuma una mágica fragancia que te invita a disfrutar del placer de sentirte plenamente en tu aquí y ahora. 


Estás en el umbral de ese estupendo lugar, dispones de todo lo que necesitas para tomar lo que te apetezca, pero cuando te preguntan que qué deseas, vas y caes preso de la indecisión y tan sólo atinas a contestar "no sé... comer..." En ese momento simplemente aguardas a que te traigan lo que quiera la persona que ha acudido a atenderte porque, aunque tienes a tu disposición todo lo que deseas, resulta que tú eres incapaz de expresar tu voluntad y esperas a que otros decidan por ti. 

¿Cuántas veces en la vida no nos encontramos en esa misma situación? ¿Cuántas veces cuando nos han preguntado que qué queremos hemos respondido que ser felices a pesar de no tener la menor idea de lo que en realidad es la felicidad para nosotros?. Lo cierto es que tenemos todas las posibilidades para ser, para expresarnos y para sentir la pasión por estar vivos, aunque en ocasiones, nos quedamos paralizados por el miedo que lleva consigo cualquier decisión, ya sea por miedo al fracaso o por miedo al propio éxito. 

Párate un segundo y piensa ¿En cuántas ocasiones el miedo no te ha paralizado impidiéndote hacer realidad tus propios sueños?

Cada día me encuentro con personas que me expresan con angustia que se sienten perdidas, personas presas del miedo, que no se atreven a lanzarse a volar a pesar de ser conscientes de las alas que poseen. Son personas que prefieren adoptar un papel secundario en sus propias vidas y esperan a que algún día llegue alguien que reconozca la valía de un absurdo papel secundario que ha sido escogido por temor a no ser protagonistas. 

Hay tantas y tantas personas que sencillamente, desde el día en que nacieron, no han hecho más que iniciar la cuenta atrás hacia su propia muerte. Personas que temen morir cuando en realidad lo que deberían temer es vivir sin un sentido, tal y como ya lo están haciendo. 

Así que recuerdalo: la cuenta atrás comienza el mismo día en que llegamos a este mundo, cada instante que pasa estamos más cerca del fin y sin embargo, vivimos de espaldas a la muerte, como si esto fuera algo que le va a suceder a otros...Si en realidad fuéramos conscientes de que esta obra de teatro tiene un principio y un final, no nos quedaríamos esperando las directrices de alguien que nos dictara cual es el momento de entrar en escena, tan sólo agarraríamos con fuerza nuestro instante de vida y nos lanzaríamos a protagonizarlo. Al fin y al cabo ¿quién puede ser el protagonista de nuestro existir si no somos nosotros mismos?

Así que busca tu sueño, cree en ti y encuentra aquello que te conecta con la magia de la vida. 

Haz lo que realmente te entusiasma, no prostituyas tu tiempo tan sólo por dinero, lánzate a vivir desde ese propósito que te mueve y que te hace realmente sentirte vivo, lánzate a vivir desde aquello que te apasiona y atrévete a soñar. Sólo así tu destino tendrá un sentido y no será más que un tiempo de espera para llegar a tu propio fin.

Yolanda Morales Pereira
Antropóloga social y cultural. Formadora en recursos personales, motivación y gestión del talento a través del coaching, del Mindfulness y la Biodanza. Creadora de Bioexpresión®
yolandamoralespereira@hotmail.com