martes, 8 de enero de 2013

No puedo más

Esta mañana mientras caminaba de repente me crucé con ella, me miró y me dijo "no puedo más, estoy perdida, no sé que hacer con mi vida". En sus ojos se podía sentir la angustia y la tristeza, su mirada deambulaba perdida y su rostro mostraba unas ojeras que denotaban cansancio, desesperación e incluso hastío. Su mirar era una suplica, un grito desesperado, un lamento profundo que la estaba ahogando.

Me preguntó "¿qué puedo hacer?", le sujeté su mano, la miré y continuó explicándome que ya nada tenía sentido, que no sabía que quería, que se había perdido y que ni siquiera recordaba quien era... Estaba perdida, se había olvidado de ella misma, había olvidado respirar para sentirse viva. La huida constante de su verdadera esencia le había hecho no saber de sí misma, siendo la confusión esa compañera de camino fiel que había enturbiado su corazón y su mente.

Se empeño en adaptarse a un patrón inventado por otros y que ella con el tiempo fue haciendo suyo, un patrón que llegó incluso a confundir con su propia realidad. Quiso adaptarse por todos los medios a una vida que inventó olvidándose de ella misma, olvidándose de sus deseos y de sus sueños.

Había llegado el momento de tomar las riendas de su vida, pero el miedo había adueñado de ella hasta el extremo de sentir su día a día como un laberinto del que no era capaz de salir. Su única salida era recordar quien era, reencontrarse con su propio ser olvidado, la única salida a la confusión era darse cuenta de que tan sólo necesitaba detenerse y sentir que ahí en su interior residían ya todas las respuestas, en su interior no existía el miedo ni la desesperación, en su interior se encontraba un ser bello que tan sólo necesitaba que le prestara atención.

Y se dio permiso para detenerse en el océano de su propia esencia, se dio permiso para respirar y para ser esa mujer soñadora y repleta de ilusión que siempre fue, se dio permiso para ver sus alas y ser consciente de que por fin había llegado el momento de lanzarse y volar...

Yolanda Morales Pereira 
Antropóloga social y cultural. Formadora en recursos personales, motivación y gestión del talento a través del Coaching, el Mindfulness y la Biodanza. Creadora de Bioexpresión®
yolandamoralespereira@hotmail.com