viernes, 3 de mayo de 2013

La confusión del ego

Esta mañana se cruzaron nuestros caminos y de repente me miró y me dijo: "no puedo más" "necesito una nueva vida" "necesito ser feliz"... En sus ojos se podía sentir la angustia y la tristeza, su mirada perdida, su rostro tenso y unas ojeras que denotaban cansancio y desesperación...


No tenía la menor idea de que podía hacer con su vida, una vida en la que parecía que todo había perdido sentido, una vida en la que no sabía qué era lo que realmente quería y en la que ya ni siquiera se reconocía a sí misma.  Había olvidado quien era y se había confundido sin más, buscaba la felicidad fuera cuando no se había detenido en sentir qué era lo que la hacía ser feliz. La huida constante de su verdadera esencia la había hecho su gran desconocida y en su lugar la confusión se había convertido en una compañera de camino que enturbiaba su corazón y su mente.

En muchas ocasiones nos dejamos confundir con el papel que interpreta nuestro ego a partir de condicionamientos sociales, culturales y educativos, y desde ese papel todo queda supeditado a las exigencias que nos marcamos en función de unas egoicas expectativas. Corremos incansablemente hacia metas que no sentimos y una vez que las alcanzamos somos incapaces de disfrutarlas porque nuestro objetivo es siempre buscar y buscar.

No nos sentimos seres plenos porque buscamos la plenitud en los logros externos, unos logros que tan sólo responden a papeles que representamos sin tener conciencia de ello. Pensamos que seremos felices cuando tengamos algo determinado o cuando alguien nos quiera, o cuando nuestros hijos estudien, o cuando terminemos de pagar la vivienda, o cuando nos vayamos de vacaciones, o cuando....

La salida a esta gran confusión es la de pararnos y sentir, comenzar a descubrir nuestro verdadero ser, detenernos, respirar y sentir lo que ya reside en nuestro interior, ahí ya está todo, ya somos seres completos que no necesitan hipotecar su vida, todo reside en nuestro interior, lo demás es nada más que un ego que nos confunde y con el que nos hemos identificado muchas veces.

Yolanda Morales Pereira    
Antropóloga social y cultural. Formadora en recursos personales, motivación y gestión del talento a través del Coaching, del Mindfulness y la Biodanza. Creadora de Bioexpresión®
 
  yolandamoralespereira@hotmail.com